El impacto del RGPD para los genealogistas

Publicado por Jean-Yves le 31 jul. 2018
 

Para proceder a la actualización el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) aplicable desde el 25 de mayo de 2018, hemos pedido a un bufete de abogados con experiencia reconocida en el tema una auditoria sobre las cuestiones relacionadas con la gestión de datos personales.

El 25 de mayo del 2018, el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlemento Europeo y del Consejo de Europa del 27 de abril del 2016, relativo a la protección de las personas físicas respecto al tratamiento de datos de carácter personal y a la libre circulación de estos datos (comúnmente llamado RGPD), ha entrado en vigor haciendo tomar conciencia al gran público en lo que concierne a los temas relativos a los datos personales.

Contrariamente a lo que, a veces, se dice, desde el punto de vista del Derecho francés y de la Ley nº 78-17 del 6 de enero de 1978, relativa a la informática, a los archivos y a las libertades, este Reglamento Europeo es una evolución constante; o sea, no es una revolución sino más bien una continuación y una consagración de reglas y principios ya conocidos.

Una de las principales modificaciones que continúan es la introducción del principio de responsabilidad (“accountability”) que entraña la modificación de los enfoques para la adecuación de los responsables de tratamientos de datos con carácter personal: obligaciones de autocontrol han sustituido a las formalidades previas y se refuerza la responsabilidad respecto a los subtratantes de datos personales.

También se refuerzan los derechos de los individuos en cuanto a su previa información, las prerrogativas de las que disponen y la naturaleza de su consentimiento, pero los principios de los tratamientos quedan en inalterables.

¿Puede mostrar informaciones de personas vivas en mi árbol genealógico?

La definición de dato de carácter personal no ha sido sensiblemente modificada por el RGPD; este lo define como sigue: Se trata de “cualquier información referida a una persona física identificada o identificable”. Por persona física identificable se entiende a “una persona física que puede ser identificada, directamente o indirectamente, especialmente por referencia a un identificativo, como un apellido, un número de identificación, datos de localización, un identificativo en línea, o con uno o varios elementose específicos propios a su identidad física, fisiológica, genética, física, económica, cultural o social”.

La cuestión de la mención de informaciones sobre personas vivas en un árbol genealógico es que puede ser de utilidad respecto a la legislación actual en materia de datos personales y depende de varios factores:

Si el tratamiento se realiza con fines estrictamente personales y no pretende ninguna difusión (como cómo un árbol genealógico que solo puede ser consultado por su creador o por su círculos familiar restringido), no está sometido al RGPD.

Para otras hipótesis, es conveniente adaptarse al RGPD.

A este respecto, las CGU de Geneanet recuerdan los posibles fundamentos para la mención de una persona viva en el seno de un árbol genealógico.

A título de los fundamentos posibles, la búsqueda histórica o científica es lo más pertinente en la medida en que la genealogía es una ciencia histórica y que la constitución de un árbol genealógico constituye un trabajo de investigación histórica y científica.

Recordado esto, el consentimiento de la persona afectada es el fundamento más seguro en relación al RGPD. Atentión, en el caso de los menores de menos de 16 años (15 años en relación a la última versión del proyecto de ley francesa), el consentimiento debe ser recogido por las personas investidas de la autoridad parental.

¿Puede ser Geneanet tenida como responsable de las informaciones personales que sus miembros depositan en su página-web?

A este respecto, la responsabilidad de Geneanet sobre los datos personales depositados por sus miembros en su página-web queda inalterable; el régimen aplicable es el de la Ley nº 2004-575 del 21 de junio del 2004 para la confianza en la economía digital (Ley francesa en el Derecho de Internet).

Geneanet, al limitar su acción a la disponibilidad de un espacio en línea que permita a los usuarios descargar documentos o datos genealógicos, se beneficia de la calificación de proveedor de alojamiento.

A este respecto, Geneanet solo puede ser responsable de los datos albergados si el carácter ilícito de una información (atención, “ilícito” no quiere decir “impugnado”) es de su conocimiento bajo las formas prescritas por la ley y si Geneanet no gestionase pronto la retirada de estos datos o hiciera imposible el acceso.

Por esta razón las CGU prevén explícitamente las condiciones en las que los derechos de acceso, rectificación, borrado u oposición pueden ser ejercidos.

Por el contrario, los miembros son simplemente responsables de las informaciones que depositan en los espacios que hay a su disposición en la página-web internet en Geneanet.org. También son responsables de los tratamientos que hacen de estos datos tales como su incorporación a un árbol genealógico.

¿Cuáles son sus derechos si comprueba que unas informaciones personales figuran en un árbol genealógico de Geneanet?

Los derechos de las personas afectadas por los tratamientos de datos con carácter personal han sido reforzados un poco más en nombre de estos derechos:

– El derecho de acceso que permite a cualquier persona tener conocimiento de los datos tratados que le conciernen y de las condiciones de ese tratamiento.
– El derecho de portabilidad viene a completar este derecho permitiendo a las personas afectadas recibir los datos de caracter personal que les conciernen en un un formato estructurado, corrientemente utilizado y legible.
– El derecho de rectificación y de limitación que permite modificar o limitar los datos de caracter personal que son inexactos o no necesarios al tratamiento.
– El derecho al borrado (o derecho al olvido), que existe ya en la jurisprudencia francesa y permite a cualquier persona obtener del responsable del tratamiento la retirada, en el menor plazo de tiempo, de datos de carácter à personal que le conciernen. Es importante recordar que este derecho es limitado cuando el tratamiento persigue fines de búsqueda científica o histórica como es el caso de las investigaciones genealógicas.
– El derecho de oposición que permite a las personas oponerse en todo momento, por razones que encajen en su situación particular, a los tratamientos de datos personales que les conciernen.

Estos derechos deben ser ejercidos al responsable del tratamiento que puede pedir un justificativo de identidad.

Por ejemplo, con respecto a los árboles genealógicos, las peticiones deben ser dirigidas a los creadores de dichos árboles y no a Geneanet que es un simple alojador de estos datos.

Asimismo, estos derechos no pueden ser ejercidos por otro.

Finalmente, la RGPD solo se aplica y beneficia a las personas vivans.

A este respecto, recientemente, el Conseil d’Etat (Consejo de Estado) de la República Francesa ha recordado que estos derechos, como el derecho de acceso, no son transmisibles a los herederos. Esta decisión viene a contradecir las disposiciones de la reciente ley francesa por una Républica digital del 7 de octubre del 2016 especialmente en su artículo 40-1 que permite a los herederos, en ausencia de directiva de las personas fallecidas, ejercer un derecho de acceso, si es necesario, para el reglamento de la sucesión del difunto, o un derecho de oposición para proceder al cierre de las cuentas usuarias del difunto y oponerse al tratamiento de sus datos.

1 comentario

Cómo queda este derecho en la legislación española?


Debe estar conectado para dejar un comentario . Conexión / Inscripción